top of page

R. Yojanan bar Nafja

Protagonistas del Talmud:
R. Yojanan bar Nafja

¡Nueva entrega de los protagonistas del Talmud! Y qué mejor que R. Yojanan, una de sus mayores figuras, un maestro excepcional que llegó a gozar del más alto prestigio superando sus orígenes.


Huérfano desde niño, criado por su abuelo, el pequeño Yojanan demostró condiciones para el estudio. Tanto que el gran R. Yehuda HaNasi lo tomó de pupilo y lo dejó asistir a sus clases. Pero los mejores alumnos se sentaban adelante y los nuevos atrás; Yojanan estaba muy al fondo y no lograba escuchar bien la clase.


R. Yojanan había heredado algunas tierras que le permitían subsistir gracias a la vid y el olivo. Pero él deseaba estudiar todo el día, y fue vendiendo las tierras para poder financiar sus estudios. No duró mucho y su posición se tornó muy humilde. Pero siguió adelante y logró convertirse en un gran conocedor de la Torá.


Así logró recibir una pensión y un Bet Midrash en el que enseñar. Tuvo éxito: era una persona muy agradable y amable, trataba bien a suyos y a extraños, tanto a sabios como a no estudiosos, y era amado por todos. Pero respetaba tanto a sus maestros que, cuando tuvo una diferencia de opinión sobre una ley con su maestro Janina, decidió abandonar la ciudad y mudarse en vez de oponerse públicamente a él.


Y entonces comenzó nuevamente. Se instaló en Tiberias y abrió una academia, donde tomó una decisión osada: aceptar a cualquiera que quisiera estudiar.


Nuevamente su apuesta fue exitosa. Rápidamente sus clases se volvieron muy populares. ¡Todos venían a verlo! Entonces comenzó a viajar y dictar conferencias como invitado en otras yeshivot. En poco tiempo se convirtió en el sabio más famoso de su generación, la segunda de los Amoraim.


Todos los estudiosos de la Tierra de Israel y también de Babilonia hablaban de él, y cuando él daba una opinión, trataban no contradecirlo. Por eso, en la Guemará muchas veces sucede que hay una discusión entre distintos Jajamim, hasta que llega R. Yojanan y con su opinión deja saldada la discusión.


Se cuenta que R. Yojanan vivió más de cien años, en los que perfeccionó como nadie el estudio de la Mishná. Su sabiduría nos llega hasta el día de hoy; sus propias enseñanzas conforman una gran parte del Talmud Yerushalmi, que él mismo comenzó a compilar, y es citado numerosas veces en el Talmud Babli.

Comments


bottom of page