top of page

El acertijo de Jánuca

En el Talmud (Baba Kama 22A) se cuenta el siguiente problema:


Un camello estaba muy cargado de lino. Iba por la vía pública, y pasó por una tienda, donde el comerciante había encendido una lámpara. El lino que llevaba el camello pasó cerca de la lámpara y se prendió fuego, y ese fuego terminó incendiando una casa contigua.


¿Quién es responsable y debe pagar los daños, el dueño de la lámpara o el dueño del camello?

¿Y cómo sería la ley si la lámpara era de Jánuca? 🤔🕎


Tomate un minuto para pensar la respuesta según tu criterio.



¿Quieres la respuesta? Aquí va:


La Guemará recoge una discusión fantástica entre R. Yojanan, Resh Lakish y R. Yehoshua. Sucede que hay tres posibilidades; como siempre, la Guemará nos obliga a pensar en los detalles.


(A) Si la vela 🕯estaba dentro de la tienda, y el camello 🐪 estaba tan cargado que su cuerpo se metió dentro de la tienda: el responsable es el dueño del camello, por cargarlo demasiado y perder control de él.


(B) Si la vela 🕯estaba fuera de la tienda: el comerciante es quien tiene que pagar el daño, porque fue negligente al colocarla afuera, por la posibilidad de que se produzca un incendio 🔥.


(C) Sin embargo, si la lámpara estaba afuera de la tienda, pero se trata de las velas de Janucá 🕎, el comerciante está exento. ¿Por qué? “Pues, como la mitzvá es prenderla afuera, no era su obligación cuidarla para que no dañara*”.


En Janucá, la mitzvá es prender las velas afuera (o, si no es posible, en nuestras ventanas), en un lugar donde todos puedan verlas y así se enteren de que “un gran milagro ocurrió allí”.




¿Quieres conocer más de las discusiones del Talmud y la forma en que nos enseñan a pensar? ¡Descarga Jabrutouch gratis para iOS y Android y súmate a la mayor comunidad online de estudio en español!

bottom of page