Aportes para el casamiento de hijos e hijas


Página 64:b “aquí se refiere a cuando lo designó como su enviado”.

La guemará (Ketubot, 52:b) aprende del versículo (Yirmiyahu, 29:6), “y hallen mujeres para vuestros hijos, y vuestras hijas las entregarán a hombres”, que un padre tiene el deber de casar a sus hijos e hijas.

Y puesto que no es costumbre que las mujeres se ocupen de procurarse un marido, el padre debe poner una dote a disposición de su hija, a fin de que tenga pretendientes (Kidushín 30:c, Ran, Ketubot 52:c)

Ayuda monetaria a los hijos: Hay situaciones en las que también corresponde que el padre ayude financieramente a sus hijos varones. Por ejemplo, cuando éstos necesitan comprarle regalos a la novia (en los sitios que es costumbre hacerlo) (Maharit, yo”d, 27). A primera vista, de nuestra suguiá podríamos entender que la mitsvá del padre de ayudar a sus hijas a casarse sólo se aplica a sus hijas pequeñas, por lo que una vez que crecen el padre ya no estaría obligado a procurarles una dote. Podemos deducir esto a partir del hecho de que nuestra mishná menciona el caso de una hija mayor que designa a su padre como emisario para recibir por ella los kidushín de alguien que él juzgue conveniente que sea su marido. Sin embargo, cuando el padre aceptó los kidushín no aclaró que se refería a su hija mayor, y lo único que le dijo al pretendiente fue “Kadesh a mi hija” (sin especificar cuál de todas). Y aquí nuestra mishná dice que jajamím supusieron que el padre se refirió a su hija pequeña. La guemará explica la razón de esta suposición: es obvio que en primer lugar una persona desea cumplir aquellas mitsvot que está obligado cumplir. Y la mitsvá de casar a sus hijas recae sobre su hija pequeña, puesto que no está obligado de casar a la mayor de edad.

No obstante, el Ezer Mikodesh (1) explica que es seguro que el padre también tiene el deber de casar a su hijas mayores y es una mitsvá. No obstante, jajamím estimaron que el padre prefería casar primero a su hija pequeña, debido a que ésta no puede hacerlo sola (la halajá establece que una menor no está capacitada de recibir los kidushín, por lo que deberá hacerlo a través de su padre). Su hermana mayor, en cambio, puede aceptar kidushín por sí misma, sin participación del padre.

Adelantarse a un hermano mayor: Rabí Yaakov Kaminetski (Shut Iguerot Moshé Even HaEzer segundo volumen, 1) demuestra a partir de nuestra suguiá que los hermanos(as) más jóvenes no están obligados(as) a esperar a que sus hermanos(as) mayores se casen para poder hacerlo ellos(as). Pues dado que nuestra suguiá establece que la intención del padre es casar a su hija pequeña, esto constituye una prueba de que no hay ningún infracción en proceder en tal forma. Pues, de no ser así, ¿cómo es posible que la guemará concluya que la decisión del padre era casar a la pequeña antes que a la mayor?!

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon