Menú preferido para el desayuno


Página 92:b - "madruga y come, en verano por causa del sol caluroso, y en invierno por el frío".


Nuestra suguiá nos cuenta maravillas sobre las ventajas de desayunar con pan (pat shajrit), como por ejemplo, que inmuniza contra los efectos perjudiciales del clima y previene 83 tipos de enfermedades (valor numérico de majalá).


Además, trae abundantes beneficios a la persona, como dice el versículo: “y bendecirá tu pan y tu agua; y quitaré las enfermedades de las que padeces”(Shemot, 23-25).


Pan “tranquilo”: Según el Mordejé (citado en el Baj, Ohr HaJaiim 155), quien quiera aprovechar los beneficios de comer pan por las mañanas, “que no lo haga de trigo común, sino de uno que haya crecido en un campo alejado de sitios habitados –un trigo que no haya ‘oído’ sonidos de naves, ni la voz de los marineros o del gallo”. Muchos comentaristas explicaron que lo que dijo el Mordejé fue porque poseía una versión errónea de la página del Talmud (Shabat, 61:b), la que se refería a un asunto totalmente distinto, por lo tanto, estos escriben que se debe hacer caso omiso a sus palabras y que en cualquier pan hecho de trigo, incluso que no llene estas condiciones, encontraremos las virtudes mencionadas (Jajám Tsví 15, Maguen Avraham, y más). El Taz, en cambio, escribe que quien se atiene al sentido llano de las palabras de jajamím y tal como se entienden, "no ha perdido nada".


Café con leche: El Gaón Rabí Israel Varman, autor de la obra Eshel Avraham, escribe (Ohr HaJaiim, 155:2) que una vez que la mayoría de los poskim establecieron que no se necesita un pan hecho de trigo especial, podemos decir que cualquier comida o bebida nutritiva que la persona desayune equivale a comer pat shajarit, lo que también incluirá al clásico café con leche y azúcar de la mañana. Y la razón de que esto se considere un desayuno nutritivo, es que tiene azúcar. Y todo lo que es dulce nutre, como indica el versículo: "y de la miel de las rocas te nutriré” (Tehilim, 81:17). Y lo mismo puede decirse del café con leche (es decir, incluso que no tenga azúcar), ya que en otro versículo encontramos que la leche es superior al vino: "bebí mi vino con mi leche" (Shir Hashirim, 5:1). Esto significa que añadir leche al vino lo mejora. Y, como sabemos, el vino alimenta y nutre (Berajot, 61:a).


En cambio el Perí Megadím (Ibíd., seif katán-2 Mishbetsot Zahav) escribe que de las palabras del versículo "y bendecirá tu pan", vemos que hay que procurar comer pan. No obstante, el Ohr Letsiyón (segunda parte, 10:6) escribe que también el Perí Megadím sostiene que aunque no desayunemos estrictamente pan común, comiendo alimentos horneados del tipo pat habaá bekisnim, igual se considera que hemos comido pat shajarit, pues, a pesar de que su berajá es boré miné mezonot, igual es llamado pat (pan).


¿Deber, mitsvá o sugerencia? Esta práctica de comer desayunar con pan no es sino un buen consejo, pues así se entiende de las palabras del Shuljan Aruj (Ohr HaJaiim, 155:2): "antes de ir al bet hamidrash, puede comer pat shajrit etc… y es bueno que se acostumbre a esta comida". Y, consecuentemente, siendo que se trata de una sugerencia y no un de deber, ninguna mitsvá podrá ser nidjit (desplazada) por esta práctica.


A partir del trágico episodio que contaremos a continuación, uno puede apreciar a qué punto los sabios consideraron beneficioso desayunar pat shajarit. Un judío que negociaba con pieles de zorros y que acababa de cerrar un trato en la ciudad de Lab, se disponía a regresar a su casa en Nikleshburg. El comerciante estaba acompañado por su asistente, del que se preocupaba como un hijo. Por la mañana, al salir al camino, el hombre se preocupó de ofrecerle un desayuno suculento al muchacho, tras lo que partieron en medio de una pesada nieve. Hacia el final del día el joven estaba tan exhausto, que se desplomó y murió allí mismo. El comerciante se aterrorizó, pensando que en lo cielos quizá consideraran que esto era su culpa y que había sobrexigido al joven. Inmediatamente se dirigió a Rabí Menajem Mendel Krujmel zts”l, el autor de la obra Tsemaj Tsedek, para que le indicara qué hacer. El Tsemaj Tsedek (Shut, 93) le respondió que ya que en nuestra suguiá está explicado que el pat shajrit inmuniza contra lo riesgos del frío y el calor, debía dejar de atormentarse de que quizá fuera culpable, puesto que él le había ofrecido un desayuno rico en alimentos..


(Quiero aclarar que tuve la oportunidad de oír personalmente de boca del Staypeler zts”l, en una ocasión en la que alguien se quejaba de su salud, decir: “No comprendo. La única medicina mencionada en el Talmud es pat shajrit, y nadie hace caso”. Finalmente le aconsejó a esa persona comer dos rebanadas de pan de trigo no muy elaborado y que añada un poco de queso blanco bajo en grasas.)

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon