¿Quién autorizó el pavo?


Página 55:a “el ganso y el ganso salvaje son kileaim uno en el otro”.


Tradicionalmente, cuando se descubría un tipo de ave desconocido, o si se importaba de otro continente, surgía la polémica de si ésta era o no casher. A través de los años nuestra suguiá fue convirtiéndose en la referencia principal para abordar estos debates.


Din del ganso salvaje: Es interesante descubrir que el ganso salvaje fue la primer ave acerca de la que se deliberó en la literatura de los poskim. Ésta especie es mencionada en nuestra suguiá, en donde se debaten varias halajot concernientes a los dinim de kilayim. La guemará analiza aquí por qué según Shemuel el ganso salvaje y el ganso doméstico se consideran dos tipos diferentes.


El Tsemaj Tsedek (29) intentó probar de nuestra suguiá que el ganso salvaje es casher. Ya que de no ser así, ¿por qué entonces la guemará busca diferencias entre el ganso salvaje y doméstico para probar que son aves diferentes? ¡El hecho de que el salvaje es considerado un ave tamé y el doméstico tahor, sería prueba mayor que son dos tipos diferentes! De aquí podemos probar que los dos corresponden a una única especie, y que ambos son tehorim. Y, por lo tanto, la guemará busca diferencias entre ellos (ver Shut Jatam Sofer, segunda parte, Yoré Deá 74, que descarta esta prueba).


Señales de pureza en las aves: A priori y según el din, existen tres señales en base a las que se puede definir si una ave es tehorá. Como escribió el Shuljan Aruj (Yoré Deá, 82:2): “hay tres señales de pureza: un dedo suplementario, el buche, y que su molleja se pele con la mano”. No obstante, los judíos acostumbraron a no apoyarse únicamente en estas tres señales, sino que también demandaban que hubiera alguna tradición de que efectivamente el ave es tahor y de que en el pasado también acostumbraban a comerla.


Hay tradición y hay tradición: Incluso las tradiciones que los jajamím establecieron como fiables, la costumbre siempre fue investigar el asunto una y otra vez. Así ocurrió hace un centenar de años, cuando a Rusia llegaron aves de un tipo nuevo, que provenían del interior de la tierra rusa. Cuando llegaron a Varsovia, la capital de Polonia, el autor del Avné Nezer (Shut Yoré Deá, 75) dictaminó que a pesar de que la gente tenían por costumbre comerlas en el sitio desde donde las exportaban a Polonia, no había que apoyarse en esto, ya que uno se puede fiar sobre una tradición únicamente si ésta se desarrolló en un lugar donde viven talmidé jajamím.


¿Existe una tradición sobre los pavos? Los pavos fueron importados a Europa desde el continente americano. Éstos llegaron sin tradición alguna, pues aún no había ninguna comunidad judía en las Américas. En los libros de los poskim se indica que no se sabe con certeza en qué se basaron para autorizar el consumo de este pavo y permitir que pasara a ser costumbre. Pero siendo que de hecho así fue como ocurrió, los poskim deliberaron acerca de si es correcto conducirse en esta forma. El Natsiv (Shut Meshiv Davar, segunda parte, 22) escribe que nuestra costumbre de no comer aves de un nuevo tipo y que no tienen tradición sólo se aplica cuando queremos basarnos en nuestra opinión únicamente. Sin embargo, esto no se aplica al caso de los pavos. Puesto que cesar de comer un ave que ya ha sido aceptada y pasado a ser costumbre consumir, por el hecho simple de saber que en su origen el permiso no estuvo basado en la tradición, no es la costumbre que recibimos sobre nosotros.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon