Pregunta de los judíos de Berlín


Página 82:b - “volveremos a ti, asará yojasin, y el tratado de kidushín está concluido”.


La ciudad de Berlín en Alemania fue la primera en donde los judíos comenzaron a poner el práctica el visionario plan del Gaón Rabí Meir Shapira zts”l, de que todos los judíos del mundo fijaran el estudio de una hoja diaria de guemará (Hadaf Hayomi).


El proyecto dio inicio con el estudio del tratado de Berajot, y los asistentes se comprometieron a no faltar un día sin estudiar una hoja.


En el mes de Jeshván del año 5682, unos dos meses después de haber dado inicio el estudio de la hoja diaria, el Rab Shapira recibió una carta que le dirigía este grupo de judíos en Berlín que había empezado a llevar adelante su idea. En la carta mencionaban que puesto que ellos se habían comprometido a estudiar una hoja diaria, y siendo además que la última hoja del tratado de Berajot tiene solamente una página (y el compromiso asumido era estudiar una una hoja entera a diario, es decir, dos páginas), querían saber si ese día también debían estudiar la primera página de la hoja inicial del tratado siguiente, de modo completar el estudio de una hoja entera durante esa jornada.


En su libro Or Hameir (75) está citada la respuesta, y allí está dicho que el estudio de la hoja diaria fue pensado, entre otras cosas, para crear una conexión y un enlace entre todos los judíos del mundo, fuera del gran mérito de estudio de Torá que esto involucra. Pues esto permite que todo judío se sienta ligado a un hermano que probablemente nunca haya visto ni verá en este mundo, lo que además le estimulará el deseo de estudiar Torá como el resto de sus congéneres. Fue por ello que se estableció un orden preciso de estudiar a diario una hoja específica, incluso que en ocasiones esa hoja quizá sólo contenga unas pocas líneas. Y, por lo tanto, dado que la halajá establece que quien promete algo que está en función del criterio de otros, su promesa estará supeditada a la intención de éstos, lo mismo se aplicará en nuestro caso. Es decir, ya que ellos aceptaron estudiar la hoja diaria según el orden que fue establecido para todos, entonces cumplen su promesa con el estudio de estas pocas líneas. No obstante, seguro que quien durante ese día quiera estudiar unas líneas más, de seguro que en el cielo le añadirán buenas medidas suplementarias de recompensa.


¿Por qué empezamos a estudiar el tratado de Babá Kamá? Estos días, con la ayuda de D-os, varias decenas de miles de judíos en todo el mundo empezarán a estudiar la sección llamada Nezikin (daños), que comienza con el tratado de Babá Kamá.


Como es sabido, las mishnayot del Talmud están divididas en seis sedarim: zeraim,moed, nashim, nezikin, kodashin y taharot. La guemará (Shabat, 31:a) le asigna este ordena los seis sedarim, basándose en el versículo “vehayá emunát itejá joshen yeshuotjojmá vadaat”(Yishayahu, 33:6), emunat-seder zeraim, itejá-seder moed, joshen-seder nashim,yeshuot-seder nezikin, jojmá-seder kodashin, vedaat-seder taharot.


El Tosafot Yom Tov, en su prefacio al seder zeraim y nezikin (Kaf Hanajat) cita una opinión que coloca el seder nezikin en el último lugar, y que se basa en el versículo (Tehilim,198-10): “Torat Hashem temimá…mishpaté Hashem emet, tsadkú yajdav”. Este versículo insinúa los seis sedarim, y el último entre ellos es el seder nezikin, insinuado en las palabras mishpaté Hashem. Tenemos pues, ¡que en el versículo en Yishayahuel seder nezikin ocupa el cuarto lugar, mientras que en el libro de Tehilim ocupa el último!


El Tosafot Yom Tov explica que en realidad no hay contradicción entre los versículos. Ya que en el tiempo de David hamelej, neim zemirot Israel, el pueblo de Israel vivía tranquilamente, cada uno en su casa y bajo su viña e higuera, época en la que era apropiado adelantar seder kodashin y taharot por tratarse de algo actual,de todos los días. En cambio, Yishayahu profetizó sobre la época del exilio. Y puesto que en esa época las leyes de kodashin y taharot no se practican, los sedarim a los cuales dan nombre fueron “empujados” al final de la lista.


¿Por qué el tratado de Babá Kamá es el primero? Es interesante citar las palabras del Rámbam (en el prefacio de su comentario a las mishnayot dh vehajelek hashishi) que explica que este tratado es el primero, pues viene a enseñarnos “que el juez no debe proceder en absoluto sin antes haber hecho todo lo posible para prevenir y quitar los daños que pueden ocurrir a los seres humanos”. Es decir, que el primer paso de la justicia es evitar y alejar todo daño existente del ámbito público.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon