Origen de la costumbre de colocar al niño que ha de ser circuncidado sobre el regazo del sandak


Página 31:a - “y como hacía Rab Safra, que preparaba dos pescados para shabat”.


Nuestra suguiá nos explica que es preferible que las personas cumplan personalmente las mitsvot en lugar de confiárselas a un shalíaj. Rashi explica que cuando la persona hace la mitsvá personalmente obtiene una recompensa mayor.


La obra Meguilat Sefer (asin, 48, y así escribe el Shiyuré Berajá, YO”D, 264) ofrece otra explicación, diciendo que cuando alguien le confía a otro una mitsvá que a él le fue encomendada, está exhibiendo cierto desprecio por ella, pues nos muestra su falta de disposición a tomarse la molestia de hacerla.


Mohel que quiere ser sandak: Una vez la mujer de un experto mohel dio a luz en buena hora. El padre deseaba fervientemente ser el sandak de su hijo, aunque dudaba si era correcto abandonar la mitsvá de milá (la que, obviamente, se encontraba perfectamente capacitado de cumplir). Y, como dijimos, nuestra guemará nos enseña que es preferible que uno mismo cumpla la mitsvá y no un shalíaj (pues para poder desempeñar la función de sandak, este padre-mohel debía designar un emisario que le practicara la circuncisión a su hijo). Para resolver este asunto es necesario investigar los orígenes de la sandakaut, de modo de aclarar si es que el sandak cumple alguna mitsvá, y posterioremente, si la respuesta es positiva, identificar cuál es la mitsvá que está cumpliendo.

Kol atsmotai tomarna… (“todos mis huesos Te alabarán”): Numerosos midrashim (Midrash Tehilim, Sojer Tov y otros) interpretan las palabras del rey David (Tehilim, 35:10) kol atsmotai tomarna, en el sentido de que, en verdad, todos los miembros del hombre participan del cumplimiento de las mitsvot. Los midrashim mencionan cada uno de los miembros del cuerpo humano, indicándonos cuál es la mitsvá de la que cada uno participa. Por ejemplo, con la nariz se cumple la mitsvá de oler los besamim a la salida del shabat; con las rodillas se cumple la mitsvá de milá, las que sirven como base para apoyar al recién nacido mientras el mohel practica la circuncisión.


Jerarquía de la mitsvá de sandakaut: A partir de las palabras del Maharil podemos aprender algo acerca de la excelencia de esta mitsvá (minhagim, hiljot milá, ot a), quien escribe que la mitsvá de sandakaut es aún más elevada que la propia mitsvá de milá. Y la razón es que la Torá considera que las piernas del sandak ¡representan al mismo mizbeaj haktoret! Y esta es, pues, la razón de por qué la importancia del sandak que supera a la del mohel. Por ejemplo: si el día del berit milá el sandak y elmohel se encuentran rezando en el mismo minián y no hay posibilidad de llamar aambos a leer el séfer Torá, el encargado (gabai) deberá optar por el sandak, debido aque la jerarquía de la mitsvá que le toca supera al de la mitsvá que le toca al mohel.Los poseif katánim (Shut Rav Pealim, segunda sección, YO”D, 38, y Shut Jatam Sofer, O”J, 159)indican igualmente que el sandak está considerado un socio en cumplimiento dela mitsvá de la milá misma, pues al sostener al recién participa junto al mohel en elcumplimiento de la mitsvá.


El Ben Ish Jay dictamina que en virtud de la importancia de la mitsvá para la que el padre se ha auto-designado (la mitzvá de sandakaut) no hay ninguna duda de que éste puede abstenerse de practicar personalmente la milá y nombrar unshalíaj que se ocupe de hacerlo. Pues no sólo que no pierde la mitsvá de milá (ya que, como dijimos, siendo sandak participa de ella), sino que además cumple conuna de las mitsvot más dignas de alabanza, la mitsvá de sandakaut. Asimismo, nohay por qué sospechar de que el nombramiento de un shalíaj pueda indicar un comportamiento despreciativo hacia la mitsvá de milá. Ya que todo el propósito de esta persona es poder cumplir otra mitsvá (que además, como dijimos, posee una importancia mayor aún). Y, obviamente, no hay ningún desprecio en ello(corresponde mencionar que la obra Otsar Habrit indica que esta opinión no es aceptada por todos los poseif katánim; y, en especial, quien no la acepta es el Shaj,JO”M, 362, quien piensa que sí se está anulando una mitsvá).


¿Por qué se acostumbra a honrar a otras personas con la sandakaut? A la luz de lo dicho anteriormente (es decir, que el sandak está considerado como alguien que participa en la mitsvá de milá) surge la pregunta obvia: ¿cómo puede ser que el padre tenga permiso de asignarle esta mitsvá a otros, siendo que, como aprendimos,mitsvá bo ioter mibeshlujó? Sobretodo considerando que el depositario de la mitsvá de milá es el padre, razón por lo que a él es a quien corresponde otorgarle la parte más importante de esta mitsvá (Divrei Yossef, 26).La respuesta a esta pregunta la encontramos en el Jidá (Shiyuré Berajá, YO”D, 264),quien opina que por el honor del público (kevod habriot) está permitido honrar a otra persona con esta mitsvá –especialmente cuando se trata de un judío honorable.Pues también se debe considerar el honor de la propia mitsvá (n.del.t: ya que las mitzvot constituyen la misma Voluntad del Creador) y procurar que sea cumplida por personas respetables y elevadas (Bet Efrayim, JO”M, 67).

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon