¿Es suficiente realizar el pidión haben con un solo cohén?


Rab Ashei, en nuestra suguiá, llega a la conclusión de que se considera que una persona ha cumplido con la mitsvá de pidión haben, incluso si el padre estipula una condición con el cohén de que los cinco selaim que le suministrará le están adquiridas (al cohén) a condición de que se las devuelva al acabar la ceremonia. Y esto es válido, ya que al momento del pidión el cohén las adquirió, y, por lo tanto, el hijo fue “canjeado”.

En lo que respecta a la halajá los rishonim discrepan acerca de si es o no correcto actuar así. Según el Rámbam (hiljot bikurim 11:8; y ver Hagaot HaGrá y Kessef Mishne) está definitivamente permitido actuar así, incluso a priori. No obstante, los Tosafot (Bejorot 51:b) opinan que el cohén debe abstenerse de participar en un pidión que se realiza en tal forma, pues está causando un daño a sus hermanos cohanim, quienes quedan impedidos de recibir sus matanot kehuná. Pues la generosidad de este cohén se hará pública y todos querrán beneficiarse de sus servicios. Y por la misma razón el cohén no tiene permiso de devolver lo recibido, incluso por iniciativa propia, a menos que quienes celebran el pidión sean personas de pocos recursos. (Shuljan Aruj YO”D 305:8).

Eliyahu Hanaví en el monte de los olivos: A pesar de lo dicho, el autor de la obra Sheiltot Yaabets (155) nos dice el jidush de que en la actualidad, debido la gran cantidad de exilios y sufrimientos por los que atravesamos, no hay ninguna certeza respecto al linaje de las familias de los cohanim. Y, por lo tanto, lo apropiado es que el cohén devuelva el dinero al padre del niño que celebra el pidión.

De hecho, en la obra Otsar Hagueonim (al final del tratado de Sucá) se cuenta que ya desde hace unos mil años Eliyahu Hanavi se le reveló al Rab Hai Gaon, y se refirió a cierto grupo de cohanim que cada año solían juntarse en los alrededores del monte de los olivos durante Sucot, contándole que sólo uno de ellos era cohén legítimo.

Hacer el pidión haben con el mayor número de cohanim posible: El mismo autor añade que ya que la actualidad no es seguro que la mayoría de los cohanim sean de linaje, es apropiado que el padre del niño busque la mayor cantidad posible de cohanim que le hagan pidión a su hijo, lo que incrementa las probabilidades de dar con un cohén genuino. Y, por otro lado, el padre no perderá dinero, pues los cohanim suelen devolverlo.

Segulá para la salud de los niños: Sin embargo, de acuerdo a la mayoría delos poskim (ver Jatam Sofer YO”D 291) no hay que preocuparse por el linaje de los cohanim. Por lo tanto, el padre no debe procurar muchos cohanim. Y, por la misma razón, el cohén tampoco deberá devolver el dinero al padre. El autor del Minjat Yitsejak (segunda sección, 30) escribe además que quien efectúa el pidión con varios cohanim puede confundirse y decir una nueva berajá cada vez, con lo que estará pronunciando berajot en vano (levatalá). La obra Teshuvot Vehanhagot (primera parte 658) menciona que el hecho de dejar el dinero en manos del cohén es una buena“segulá” para la salud de los hijos. Es interesante mencionar que los resultados de una investigación genética realizada durante muchos años (con la asociación de investigadores de la Universidad de Oxford) demuestran que el 80% de los cohanim (independientemente de su origen –Inglaterra, Túnez, Canadá, Rusia– e indepenientemente de que fueran sefaradim o ashkenazim) poseen un gen específico en común, que en el resto de la población humana se encuentra únicamente 5%.

Esta investigación comprueban –con una tasa bastante alta de probabilidad– que a pesar de todo, incluso en nuestros días existe una amplia base para apoyarse en el linaje de los cohanim.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon