¿Ma Nishtaná? El TaShema responde



Por Rab Shaul Benzadon


En escasas horas vamos a sentarnos entorno a una mesa, junto con nuestros seres más queridos y bien haríamos si nos hiciéramos la siguiente pregunta:


En algunas versiones, antes del “Ma Nishtaná”, está escrito “HaBen Shoel”, el niño pregunta: ¿Ma nishtana? ¿Por qué esta noche es diferente a las demás? La Hagadá nos ofrece cuatro preguntas en torno al por qué esta noche es diferente de las demás. (Por qué esta noche se come matzá y no jametz, o por qué esta noche se come maror….etc.). Si nos fijamos en todo el texto de la Hagada nos daríamos cuenta que no figura una respuesta clara a estas preguntas. ¿Dónde está la respuesta a estas preguntas?


La respuesta la hallamos en la misma Hagadá, pero de manera indirecta. Jajamim dijeron que la respuesta podría ser “porque Avadim Hayinu LeParó BeMitzraim”. Puesto que fuimos esclavos en Mitzraim, y D. Bendito nos liberó, por eso mismo esta noche comemos matza y maror, para recordar que D. nos sacó de Egipto.


Si profundizamos algo más, el Sefer Jasidim nos abre una puerta muy bonita que nos hace entender mejor esta pregunta.


Cuando nos referimos al “Ben Shoel”, no se refiere a que el niño pregunta. La palabra “Sheela” (en hebreo, pregunta), tiene otro significado en hebreo: “pedir”. “Haben shoel” sería entonces traducido como “el niño pide”. El Sefer Jasidim nos cuenta que el “Ben Shoel” no se refiere a que el niño pregunta, sino más bien, se está refiriendo a que el niño pide. ¿Y qué es lo que pide?


La enseñanza es la siguiente: Nosotros no necesitamos respuestas. Es cierto que hemos sufrido cientos y cientos de persecuciones, desgracias, intentos de aniquilación durante la historia del pueblo de Israel. De hecho sí que podemos preguntarnos por qué el pueblo de Israel es el pueblo más perseguido de la historia. Sin embargo, por muchas preguntas que tengamos, nunca dejamos el camino que Hakadosh Baruj Hu nos marcó. Nunca hemos dejado de tener Emuna. Hashem siempre nos ha liberado y nos ha mantenido como pueblo, hasta en los momentos que pensábamos que era imposible.


Hashem nos ha mantenido vivos a lo largo de nuestra historia. Hashem nos ha hecho eternos. Al igual que Él es eterno, Él también nos hizo a nosotros eternos.


Nosotros no necesitamos respuestas, a pesar que tengamos preguntas. Como dice el Seder Jasidim, nosotros no tenemos preguntas sobre cómo D. Bendito dirige Su mundo, nosotros tenemos pedidos, súplicas. En escasas horas le pediremos a Hashem ¿“Qué diferencia hay entre esta noche y las otras”? ¿Por qué en esa noche sí nos sacaste de Egipto y en esta noche no nos sacas de Egipto? ¿Acaso no estamos en “un Egipto” incluso peor que el anterior? O ¿por qué no tomas en cuenta el mismo pequeño pero gran mérito que tuvieron nuestros antepasados? Al fin y al cabo, igual que estábamos en Egipto hundidos en los 49 niveles de impureza, también hoy en día estamos lejos, muy lejos de hacer Tu Voluntad. Pero sin embargo seguimos siendo los hijos de Abraham Avinu, tu fiel servidor. Entonces, D. Bendito, te imploramos que nos saques una vez más de este “Egipto” en el que estamos viviendo hoy en día. Haz de nuevo el milagro de sacarnos de este nuevo “Egipto” para convertirnos en tus sirvientes más devotos, ayúdanos…


Y aquí es donde precisamente entra el TaShema.


Esta mañana preguntamos a nuestro equipo de redactores cómo traducirían el término “Haben Shoel”, recogido en la Hagadá. ¿Cuál fue la discusión que mantuvimos en nuestra oficina entre todos los redactores del TaShema? ¿Acaso predominó la traducción más simple de “Haben Shoel” como “el niño pregunta”? No. Seguro que no. Sabíamos que si tradujésemos así romperíamos con la enseñanza que acabamos de estudiar.


La primera opción fue traducirlo de la siguiente manera: “El niño pregunta (pide)”. Esta opción gustaba.


La segunda opción fue traducirlo de la siguiente manera: “El niño se pregunta”. Cuando uno se pregunta, uno habla consigo mismo. Uno reflexiona consigo mismo.


Durante la discusión del término evidenciamos con nuestros propios ojos cuál es el objetivo de TaShema. Un defensor de la primera opción dijo que el lector a la hora de leer “El niño pregunta (pide)”, vería una clara contradicción: O se pregunta o se pide. ¿Qué tiene que ver preguntar con pedir? Es seguro que un estudiante serio iría de inmediato a preguntar a su Maestro qué nos quiso enseñar la Hagadá. Qué mensaje hay detrás de esta supuesta contradicción en la Hagadá.


Esto es precisamente el objetivo del TaShema: Queremos despertar las preguntas de las personas a medida que vamos leyendo, para que entendamos que tenemos mucho que aprender, mucho que estudiar. El proyecto TaShema consiste en despertar el interés y en abrir los ojos para entender la grandeza y la profundidad de la Torá, y tener la ilusión y el entusiasmo de penetrar cada día más en el conocimiento de la Torá, y de D. Bendito.


Jag Casher Vesameaj

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Contacto en Israel:

+972-2-572-1905

Ha-Rav Khizkiya Shabtai St 1, Jerusalem

Contacto en México

+525585262236

© 2019 BY TASHEMA

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon